EL INSTITUTO

Historia

  • A comienzos del año 2005 un grupo de Operadores en Psicología Social dimos creación al  CENTRO DE ESTUDIOS PSICOSOCIALES DEL CHACO  para el dictado de cursos de capacitación y perfeccionamiento a egresados  y estudiantes de la carrera de Psicología Social.
    En el año 2011, la  FUNDACION COMPROMISO CIUDADANO DEL NEA,  eleva a las   Autoridades del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia del Chaco, el Proyecto de creación de una Unidad Educativa  Privada para el dictado de diferentes carreras de Nivel  Técnico Superior y cursos de capacitación. Así que nace la U.E.P. N° 165  PAULO FREIRE  con un equipo  técnico integrado por  profesionales  del Derecho, de la Psicología, de la Antropología, de la Medicina, Productores- Asesores de Seguros, Ingenieros, Licenciados en Gestión Educativa, Docentes y Profesionales   de la Psicología Social.

Principios Filosóficos

  • Formar una comunidad educa-tiva caracterizada por el respe-to, la eficiencia, la eficacia y comprometida con su institu-ción y su comunidad.
  • Continuar siendo una Institu-ción orgullo de la comunidad, comprometida con las exigen-cias educativas de desarrollo regional y nacional.
  • Ofrecer un currículo modelo, fundamentado en el desarrollo socio-cultural, económico, am-biental que estimule la genera-ción de respuestas creativas a la problemática regional.
  • Lograr la formación de estu-diantes con un sólido funda-mento integral, con capacidad de crítica y de proyección comunitaria, dentro del deber ser de la educación.
  • Contribuir a la construcción de una ética orientada a la convi-vencia pacífica y progresista entre los miembros de la comunidad.

Qué Pretendemos

  • Ofrecer oportunidades para el desarrollo del pensamiento complejo, interdisciplinario, multidireccional, profundo, reflexivo y crítico. Para rever los errores y desafíos con la intención de superarlos
  • Proponer la reconstrucción de la teoría en cada situación real
  • Establecer relaciones sociales y culturales que no signifiquen cosificar a los otros
  • Ofrecer recursos educativos que compensen la desventaja con que los grupos del interior, con dificultades de acceso a los grandes centros de educación superior, aprovechan la enseñanza terciaria
  • Actuamos a partir de prácticas pedagógicas superadoras del autoritarismo, la dependencia, el dogmatismo, la pasividad y el individualismo.

Objetivos Institucionales de la U.E.P.

Los objetivos apuntan a:

  • Formar  profesionales competentes para dar respuestas a las demandas sociales, laborales y académicas.
  • Desarrollar acciones académicas orientadas a resguardar los derechos fundamentales.
  • Generar conocimiento científico en base a las actividades de las prácticas profesionales.
  • Contribuir en la construcción de una sociedad más justa, equitativa, solidaria y democrática.
  • Aportar en la transformación de los individuos en seres humanos incluyentes, sociales y económicamente productivos.
  • Ofrecer oportunidades para el desarrollo del pensamiento complejo, interdisciplinario, multidireccional, profundo, reflexivo y crítico.

Misión

Formar integralmente a los miembros de nuestra comunidad para la construcción de la convivencia ciudadana, a través de aprendizajes cooperativos, democráticos e inclusivos, promoviendo  espacios integradores y amenos  para el pensamiento  y la reflexión descubriéndonos  protagonistas y promotores de la transformación de la sociedad.

Visión

Ser una organización de crecimiento integral continuo  mediante la excelencia académica, basada en la capacitación permanente de los docentes y la vivencia de valores, que trascienda la normativa vigente, generando conocimiento, investigación, innovación científica y tecnológica, emprendimiento, desarrollo sustentable, promoción social, calidad de vida y liderazgo.

Valores

Solidaridad: Se fundamenta en la capacidad para brindarse a los demás a partir de sus propias potencialidades lo cual implica ser capaces de ubicarnos en el lugar del otro, entender sus diferencias y propender por su realización como persona.Responsabilidad: Es aceptar que en la vida, todo momento conlleva DERECHOS Y DEBERES inherentes a él y asumir a cabalidad el compromiso fundamental de madurar, es decir, de ser mejor cada día que vivimos superando con entereza nuestras propias limitaciones y flaquezas, así como disfrutar con hidalguía nuestros logros. 
Respeto: Establecer el respeto como valor personal, requiera que nos aceptemos a nosotros mismos y a los otros. Es permitirse tomar las decisiones relativas así mismo, se esté o no de acuerdo; lograrlo supone desarrollar la concertación como método de trabajo grupal y reconocimiento de la pluralidad ideológica que nos posibilita el desarrollo y convivencia institucional. Si reconocemos en los demás al semejante veremos que las diferencias en su comportamiento no son mas que la manifestación clara del potencial tan variado y rico que encierra nuestra individualidad. 
Espíritu Crítico: Somos prisioneros de nuestra ideología. Si cuestionamos cada una de nuestras creencias y revisamos lo que aprendemos cada día, desarrollaremos el espíritu crítico en cada uno de nosotros. Los perjuicios, el medio, el fanatismo, las creencias, la experiencia, el partidismo, el titulo, el dinero, la condición social, las tradiciones, son factores que algunas veces dificultan la construcción del conocimiento propio y de la realidad exterior. La sociedad y el individuo desarrollan mecanismos de conversación que frecuentemente desestabilizan el proceso de conocimiento y la autocrítica, aspectos esenciales para el desarrollo íntegro, tanto del individuo como de la sociedad. Proyección Comunitaria: Todo saber, además de contribuir al conocimiento general del mundo y a su comprensión, debe proyectarse en beneficio de todos los seres y comunidades vivientes. Es necesario que todos participen en la construcción de un conocimiento que se irradie a la sociedad de la que somos parte, se apropie de su problemática y contribuya al desarrollo de modelos, teorías y enfoques autóctonos que preserven, promuevan y estimulen nuestra identidad personal, familiar, regional y nacional. 
Idoneidad: Este valor es la resultante de concretar los anteriores aspectos. Dar lo mejor de nosotros mismos sería a la divisa que nos ubicaría en el contexto en que nació y se ha desarrollado la institución. Ser idóneo y dar lo mejor de nosotros mismos requiere aprender a confrontarnos especialmente cuando no logramos nuestro mejor desempeño.


x